Easy Spirit Romy de la mujer White/Medium Blue Leather 85 2AN US B7P81pcAS

SKU-147348-34267554
Easy Spirit Romy de la mujer, White/Medium Blue Leather, 8.5 2A(N) US
Easy Spirit Romy de la mujer, White/Medium Blue Leather, 8.5 2A(N) US
Select Page

martes, 26 junio 2018

Navarra Capital

Legero Marina Zapatillas Mujer Azul Pacific 36 EU 35 UK sogYUgG
Zapatos mujer 2 STAR sneakers verde marrón gamuza Textil AP710 41 EU swJ65ndX8r

Secciones

Servicios

Zapatos azul marino Quayside para mujer dtbA4Dd

Navarra Capital 7 abril, 2015

Una información de Dr Martens Hynine St Zapatos de Seguridad Unisex Adulto Marrón Brown 203 43 EU 4ZcVXA
para Navarra Capital

Una información de

Las exportaciones en Navarra en 2014 crecieron un 9,7%, un dato muy por encima del 2,5% nacional. En concreto, Navarra exportó el año pasado por valor de 8.099 millones de euros, casi el doble de lo que importó, 4.099 millones, según el informe del Ministerio de Economía y Competitividad .

Exportar es hoy día una de las tareas más interesantes para las empresas para afrontar las consecuencias de la crisis y abrir nuevas vías de crecimiento. Pero para llevar a cabo la internacionalización de un negocio es necesario tener en cuenta algunas pautas esenciales. Globalider , promotora de negocios internacionales especializada en mercados emergentes, está presente en más de 40 mercados diferentes entre los que destaca África subsahariana, el Magreb, Oriente Medio, Europa, Asia y América Latina.

Globalider

Carlos Lezáun, gerente territorial de Globalider

CLAVES DE ÉXITO

Para convertir una empresa en internacional Globalider recomienda tener en cuenta 10 claves para el éxito , cuyo orden, no indica prioridad.

10 claves para el éxito Analizar producto y/o servicio Carlos Lezaun, gerente territorial de Navarra de Globalider. idiosincracia país de destino Adaptar Lezáun. planes financieros competencia Lezáun barreras de entrada comunicación y de marketing Implantarse idioma como una venta local,

DUDAS MÁS FRECUENTES

Cuando una empresa decide internacionalizar su negocio, son muchas las cuestiones que se plantean. Su primera misión es conocer y explorar mercados. “ Cuando las empresas acuden a nosotros en búsqueda de información inicial, sus dudas más frecuentes son las perspectivas macro-económicas del país, perspectivas de crecimiento, dinámicas de consumo y mercado, del sistema financiero, prácticas y medios de pago y de cobro, situación arancelaria, mercado de capitales, restricciones, y cómo gestionar financieramente las gestiones de mercado exterior tanto exportación como importación ”, enumera Raúl Carmona, responsable de la oficina de CaixaBank en Chile.

Ejemplo de un sitio web falso (phishing) de PayPal con un certificado DV gratuito

Los Certificados de Validación de Dominio (DV) son solo un tipo de certificados SSL/TLS. La mayoría de las Autoridades de Certificación (CA) ofrecen certificados DV. Al igual que con todos los SSL / TLS, un certificado DV encripta la comunicación entre un navegador y un servidor web y el sitio mostrará activo el protocolo HTTPS. Por lo general, son de bajo costo (o gratuitos) y fáciles de adquirir, ya que solo necesita probar la propiedad del dominio. Eso significa que no hay nada en el certificado que indique que un certificado emitido en www.miempresa.com en realidad sea operado por Mi Empresa .

no hay nada en el certificado www.miempresa.com Mi Empresa

Ejemplo de un Certificado DV

Incluso con la mejor de las intenciones de hacer que Internet sea seguro, las personas malas han aprovechado el servicio gratuito de Let’s Encrypt y Let’s Encrypt ahora es desafortunadamente una víctima de actividad maliciosa […]. El argumento es quién tiene la culpa, la CA para emitir el certificado o el navegador para permitir que el sitio se presente como seguro, pero ese es un debate que no vamos a abordar aquí. Lo que destacaremos hoy es la importancia de la identidad en el certificado y lo que eso significa .

la importancia de la identidad en el certificado y lo que eso significa

Aun cuando un sitio este encriptado, eso no significa que sea 100% seguro. Cuando combinas el cifrado o encriptación con identidad , se vuelve mucho más difícil falsificar un sitio. Ademas del Certificado DV que hemos mencionado anteriormente en este articulo, existen otros dos tipos de certificados que vinculan la identidad con el dominio, los KSwiss Lozaniii TT Rptlglm Zapatillas para Mujer Blanco White/Stargazer 41 EU 3x60tvP
y los Certificados de Validación de Organización (OV) . Para adquirir Certificados EV y OV, la CA emisora verifica el derecho del solicitante a usar un dominio específico, además de que lleva a cabo una investigación de la organización para probar la identidad del propietario.

Cuando combinas encriptación con identidad

Los Certificados EV SSL proporcionan el nivel de encriptación más fuerte disponible y permiten a la organización detrás de un sitio web presentar su propia identidad verificada al visitante del sitio web. Los Certificados EV SSL ofrecen una garantía más sólida de que el propietario del sitio web aprobó un proceso de verificación de identidad completo y estandarizado a nivel mundial definido en las directrices para Certificados EV SSL (un conjunto de principios y políticas de verificación ratificados por el Mujer Criss Flat Negro 85 M US f13MN3pM
). El proceso de verificación de identidad de un Certificado EV requiere que el solicitante demuestre derechos exclusivos para usar un dominio, confirme su existencia legal, operacional y física, y que demuestre que la entidad ha autorizado la emisión del certificado.

141 / TRASTORNOS DEL BAZO

(V. también Síndromes de deficiencia esplénica en cap. 147 .)

Por su estructura y función, el bazo se comporta como dos órganos, uno inmunitario, la pulpa blanca, que consta de vainas linfáticas periarteriales y de centros germinales, y otro fagocítico, la pulpa roja, que contiene macrófagos y granulocitos que revisten los espacios vasculares (los cordones y los sinusoides).

Funciones de la pulpa blanca. La pulpa blanca genera anticuerpos humorales protectores (también pueden sintetizarse autoanticuerpos inadecuados frente a elementos sanguíneos circulantes, como en la púrpura trombocitopénica inmunitaria [PTI] o en las anemias hemolíticas inmunitarias positivas a la prueba de Coombs). La producción y maduración de las células B y T y de las células plasmáticas también tiene lugar en la pulpa blanca, como en otros órganos linfoides.

Funciones de la pulpa roja. La pulpa roja elimina partículas no deseadas (p. ej., bacterias o elementos sanguíneos envejecidos). En las citopenias inmunitarias (PTI, anemias hemolíticas positivas a la prueba de Coombs y algunas neutropenias), la fagocitosis de las células recubiertas de anticuerpos por los macrófagos y granulocitos de la pulpa roja condiciona su destrucción. La pulpa roja también sirve como reservorio de elementos sanguíneos, especialmente de leucocitos y plaquetas. Otra función es la selección y extracción de los cuerpos de inclusión de los hematíes, como los cuerpos de Heinz (precipitados de globina insoluble), los cuerpos de Howell-Jolly (fragmentos de núcleos) y núcleos completos de hematíes; así, tras la esplenectomía, se encuentran a menudo hematíes nucleados y cuerpos de Howell-Jolly circulantes. La hematopoyesis, otra función de la pulpa roja, normalmente sólo tiene lugar en el bazo durante la vida fetal. Tras ésta, la lesión de los sinusoides medulares (p. ej., por fibrosis o tumores) puede permitir que las células madres hematopoyéticas circulen y repueblen el bazo y el hígado adulto (v. Mielofibrosis en Timberland Broughton Trail Zapatos de Cordones Oxford para Mujer Marrón Potting Soil 931 39 EU 7KEOkKXf
y Síndrome mielodisplásico en Softee R Touareg Zapatillas para Hombre Marrón 41 ZYkMNsQ
).

HIPERESPLENISMO

Conjunto de síndromes en los que se asocian citopenia circulante y esplenomegalia.

Las principales características del hiperesplenismo son: 1) esplenomegalia; 2) cifras reducidas de uno o más elementos celulares sanguíneos, apareciendo anemia, leucopenia, trombocitopenia o cualquier combinación de ellas, en asociación con hiperplasia de los precursores medulares del tipo celular deficiente, y 3) corrección de las citopenias mediante esplenectomía.

Etiología

Las anomalías del bazo casi siempre son secundarias a otras enfermedades primarias (v. tabla 141-1). La cirrosis hepática o la trombosis venosa portal o esplénica que producen una esplenomegalia congestiva (v. más adelante) son causa de hiperesplenismo. Las enfermedades mieloproliferativas, linfoproliferativas, por depósito (p. ej., enfermedad de Gaucher) y del tejido conjuntivo son las causas más frecuentes en los países de climas templados, en tanto que las enfermedades infecciosas (p. ej., paludismo y kala-azar) predominan en los trópicos.

La información de los medios sobre cambio climático y extremos

Pese al aumento de determinados tipos de fenómenos extremos, los medios de comunicación de algunos países se han quedado atrás a la hora de comunicar el conocimiento cientí co que hay de la conexión entre cambio climático y extremos.

Por ejemplo, en los Estados Unidos de América, un informe de agosto de 2015 realizado por Media Matters for America (MMA) demostró que los principales periódicos recogieron, una al lado de la otra, la información sobre los incendios forestales y sobre el Plan estadounidense de energías limpias (véase la imagen de arriba), pero no mencionaron el papel del cambio climático inducido por el ser humano en unatemporada de incendios desacostumbradamente temprana para la estación (MMA, agosto de 2015). Al mismo tiempo que decían que los incendios forestales eran “la nueva normalidad”, los principales periódicos californianos no atribuyeron ninguna causa a esta nueva normalidad (p. ej. Westerling y otros, 2016). Del mismo modo, en junio de 2016 MMA destacó un retroceso en la atribución de los eventos extremos al cambio climáticocuando los medios no evidenciaron ningún vínculo entre el cambio climático y las inundaciones de mayo y junio en Texas. Los principales medios de comunicación de los Estados Unidos ignoraron el cambio climático en su cobertura de la inundación, dando como resultado un deterioro en la cobertura de estos vínculos desde 2015, puesto que en las inundaciones deTexas de mayo de 2015 las redes de comunicación sí hicieron referencia a los estudios científicos que las relacionaban con el cambio climático (MMA, junio de 2016).

Cuando los medios dan cobertura a los impactos del cambio climático, el foco se centra sobre todo en los fenómenos meteorológicos extremos. Un estudio de la cobertura de los canales de televisión en los Estados Unidos en 2015 puso de manifesto que el seguimiento de los fenómenos extremos destacaba claramente sobre todos los demás impactos del cambio climático, incluyendo los que tienen relación con la salud pública y la economía (MMA, marzo de 2016). En junio de 2015, al mismo tiempo queTexas estaba siendo afectada por fuertes inundaciones, algunos medios señalaron en su seguimiento de la noticia el vínculo entre precipitaciones intensas y cambio climático (MMA, junio de 2015). Aunque no todo lo generalizados que deberían ser, ha habido otros ejemplos de buena cobertura mediática de los vínculos entre tiempo extremo y cambio climático. Sin embargo, aún hay mucho que mejorar en este aspecto de los fenómenos meteorológicos extremos, identi cándolos como los impactos más visibles del cambio climático.

Por ejemplo, un análisis de los récords de temperaturas producidos en Australia en las primaveras de 2013 y 2014 demostró que la in uencia del ser humano sobre el clima hizo aumentar sustancialmente la probabilidad de que se produjeran (Lewis y Karoly, 2014). Otro análisis demostró que hubiera sido muy improbable que se produjesen esas temperaturas extremas en ausencia del cambio climático inducido por elser humano (Gallant y Lewis, 2016). Sin embargo, las declaraciones públicas de un destacado dirigente contradijeron esos análisis, alimentando la idea de que las variaciones naturales y el aumento del período de registro podrían ser la causa de los recientes extremos de temperatura. Aunque este tipo de opiniones no concuerden con los análisis cientí cos, tienen amplia repercusión mediática y perduran en la comprensión pública de los eventos extremos.

Los avances científicos

La ciencia de la atribución de fenómenos meteorológicos extremos concretos al cambio climático se retrotrae a un comentario de 2003 que apareció en la revista en el que el investigador climático Myles Allen sacó el tema de la responsabilidad de los daños causados por fenómenos extremos que pudieran estar in uidos por el cambio climático de origen humano (Allen, 2003). Poco después, un estudio científico de Peter Scott y sus colegas sobre la ola de calor de 2003 en Europa, que se asoció a más de 35 000 muertes, reveló que el cambio climático había más que doblado el riesgo de un calor tan extremo. Las mejores estimaciones indican que el cambio climático aumentó en cuatro veces la probabilidad de que se produjeran esastemperaturas (Scott y otros, 2004). Estos primeros estudios sentaron las bases de las técnicas del uso de modelos climáticos para analizar los vínculos entre los fenómenos meteorológicos extremos y el cambio climático por causas humanas.

Posteriormente, muchos estudios sobre la atribución de fenómenos meteorológicos y eventos climáticos extremos han utilizado un enfoque probabilístico para determinar y comunicar la “fracción del riesgo atribuible” (Stone y Allen, 2005). Este enfoque se utiliza ampliamente en trabajos sobre salud y población para cuanti car la contribución de un factor de riesgo en la ocurrencia de una enfermedad, por ejemplo, cuánto aumenta el riesgo de padecer cáncer de pulmón al fumar. Por analogía, para la ciencia de la atribución de eventos extremos es fundamental poder evaluar cuánto cambian las probabilidades de determinados tipos de fenómenos meteorológicos extremos comoconsecuencia del cambio climático. Los científicos calculan la probabilidad de que ocurra un evento meteorológico extremo en modelos climáticos que incorporan tanto factores humanos como naturales, posteriormente comparan estas probabilidades con un conjunto paralelo de experimentos que incluyen únicamente factores naturales. De esta manera, se pueden separar las in uencias climáticas naturales y las humanas para determinar cuánto cambia el riesgo de producirse un determinado evento como consecuencia de la in uencia humana sobre el clima.

Estos tres factores se han cumplido en muchos estudios y los resultados de la atribución se han podido establecer con un alto nivel de con anza. Por ejemplo, hay mucha claridad y con anza en la atribución de episodios cálidos que ocurren sobre áreas extensas y períodos de tiempo largos. La física se comprende bien, los cambios están documentados en las observaciones y es posible simularlos con exactitud en los modelos climáticos. Por ejemplo, 2013 en Australia fue un año de extremos de calor que registró el día, la semana, el mes, el verano y el año más cálidos de los registros. Dos estudios diferentes han demostrado que el calor extremo de 2013 en Australia hubierasido virtualmente imposible sin tener en cuenta el cambio climático inducido por el ser humano (Knutson y otros, 2014; Lewis y Karoly, 2014).

Los episodios de precipitación individuales presentan una serie de problemas diferentes a los de los extremos de temperatura. Los cientí cos tienen un alto nivel de comprensión y de con anza en que la intensi cación del ciclo hidrológico por causas humanas normalmente supone tanto más inundaciones como más sequías. Al aumentar el contenido de vapor de agua en la atmósfera, el calentamiento inducido por el ser humano hace incrementar la cantidad de lluvia que cae en las precipitaciones intensas, lo que puede producir inundaciones. Por lo tanto hay con anza tanto en el mecanismo como en las tendencias observadas, lo que apunta a un vínculo con el cambio climático aun en ausencia de un estudio de atribución formal, basado en modelos. Sin embargo, para los que se basan en los estudios derivados de modelos, si se quiere tener una alta con anza en la atribución de episodios concretos hace falta que los modelos puedan simular esos procesos correctamente a pequeñas escalas espaciales, lo que puede ser problemático. Es más, además de ocurrir con mayor frecuencia en un mundo más cálido, en estos episodios normalmente hay otros mecanismos en juego, situaciones meteorológicas como sistemas anticiclónicos de bloqueo y patrones de la temperatura super cial del mar (p. ej. Dole y otros, 2011). Aunque los estudios de atribución han detectado una señal humana en algunos episodios recientes de inundación (Pall y otros, 2011; Schaller y otros, 2016),la señal es más pequeña y a menudomenos clara que para las temperaturas, como consecuencia de los problemas de modelización y de los complejos mecanismos climáticos que intervienen.

Los estudios cientí cos de atribución de extremos normalmente se centran en cuanti car los riesgos y las probabilidades. Es cierto que en la actualidad los fenómenos meteorológicos extremos ocurren en un sistema climático en el que las condiciones de fondo son diferentes. Así, el tiempo atmosférico ya no es completamente “natural”, sino queocurre en el contexto de un clima alterado. Es decir, “el calentamiento global contribuye a un aumento de la incidencia de los fenómenos extremos porque el entorno en el que se forman todos los temporales ha cambiado como consecuencia de las actividades humanas” (Trenberth, 2011, USAToday). Cada episodio se ha visto in uido por el cambio climático en alguna medida por el aumento de temperatura, de la humedad atmosférica y del nivel del mar, puesto que todos tienen una in uencia en el desarrollo de los fenómenos extremos (Trenberth y otros, 2015). Una comprensión más detallada de las implicaciones de la señal antrópica sobre los riesgos de fenómenos extremos concretos puede permitir que se disponga de información para tomar decisiones con mayor e cacia.

Además, todos los extremos se producen en un sistema climático caótico, con variabilidad natural. Los eventos extremos siempre son el resultado de la variabilidad natural y del cambio climático inducido por el ser humano, que nunca pueden separarse por completo. Los enfoques para la atribución cientí ca que estudian los extremos de calor, sequía, inundación, precipitación o tempestades intentan generar un conocimiento signi cativo de las in uencias naturales y humanas en un episodio extremo. Por lo tanto, se debe considerar explícitamente cada evento extremo observado para proporcionar la información más útil. De igual manera, el no poder atribuir las causas humanas de unepisodio extremo con un alto nivel de con anza no niega ni cuestiona la comprensión general del cambio climático inducido por el ser humano. Los resultados de atribución claros o con un elevado nivel de con anza en su causa sustancialmente humana, o que opcionalmente demuestran el importante papel de la variabilidad climática natural, pueden ser útiles por igual a la hora de aportar información para la plani cación en un mundo más cálido.

El último avance en la ciencia de la atribución consiste en analizar episodios extremos casi en tiempo real. El proyecto de Atribución de fenómenos meteorológicos mundiales y una iniciativa europea similar (EUCLIEA; Stott, 2016) son trabajos internacionales para a nar y acelerar nuestra capacidad de analizar y comunicar la in uencia del cambio climático sobre los fenómenos meteorológicos extremos. El proyecto de Atribución de fenómenos meteorológicos mundiales analizó las importantes inundaciones de Francia y países próximos de junio de 2016 que hicieron cerrar al Museo del Louvre, forzaron la evacuación de miles de personas y dejaron a decenas de miles sin electricidad, causaron más de una docena de muertes y generaron pérdidas por más de mil millones de euros solo en Francia. Los investigadores concluyeron que la probabilidad de tres días de precipitación extrema en esta estación aumentó en un 80% en el Sena y alrededor del 90% en el Loira (World Weather Attribution, 2016).

Comunicar mejor

Las siguientes sugerencias para una comunicación más e caz se basan en muchos años de experiencia de comunicación en las ciencias del clima y en los vínculos entre cambio climático y fenómenos extremos. Al interaccionar con los medios de comunicación después de un evento extremo, estas sugerencias pueden ayudar a los cientí cos a comunicar con mayor e ciencia y exactitud el papel del cambio climático sobre cada episodio.

Una responsabilidad común​

Los cambios en los fenómenos meteorológicos y los eventos climáticos extremos son, para la mayoría, la principal manera de experimentar el cambio climático. El calentamiento global inducido por el ser humano ya ha hecho aumentar el número y la intensidad de algunos fenómenos extremos (Melillo y otros, 2014). La ciencia de este campo está evolucionando con rapidez, por lo que se hace indispensable que podamos comunicar con exactitud los vínculos científicos que se establecen entre extremos y cambio climático, de modo que la población pueda tomar decisiones informadas sobre lasacciones para limitar los riesgos que plantean estos eventos.

As part of this rapid evolution in scientific capacity to attribute extremes to their causes, and given the increase in frequency and severity of extremes, some scientists have asked if the burden of proof should shift from having to prove that there is a human effect on a particular weather event, to having to prove that there is no such effect. Since the human influence on climate is well established, and all events take place in that changed environment, they argue that the question should no longer be “is there a human component,” but “what is it?” (e.g., Trenberth, 2011).

Como parte de esta rápida evolución de la capacidad científica para atribuir extremos a sus causas, y en vista del aumento de la frecuencia y adversidad de los extremos, algunos científicos han pedido que se deje de tener que demostrar que hay un efecto humano sobre un fenómeno meteorológico particular y se pase a demostrar que dicho efecto no juega ningún papel. Dado que la in uencia humana sobre el clima está bien clara, y que todos los eventos aparecen en ese ambiente alterado, según ellos la pregunta a hacerse no debería seguir siendo “¿hay un componente humano?”, sino “¿cuál es?” (p. ej. Trenberth, 2011).Conforme avanza el cambio climático y evoluciona la ciencia de atribución de eventos, la gente seguirá planteando preguntas, y los medios seguirán informando, sobre cómo estamos in uyendo en los fenómenos extremos y la manera en que estos nos afectan. Es la responsabilidad de las comunidades de comunicación sobre el tiempo y el clima estar al día de los avances de la ciencia y comunicar diligentemente los últimos y mejores resultados cientí cos para el bien de la sociedad.

Por

Susan Joy Hassol ,Comunicadora climática y asesora de comunicación de la Comisión de Climatología de la OMM (CCl)

Simon Torok, Comunicador privado y asesor de comunicación de la CCl

Sophie Lewis , Universidad Nacional de Australia

Patrick Luganda ,Red de periodistas climáticos del Cuerno de África y asesor de comunicación de la CCl

Las referencias​

Allen, M., 27 February 2003. Liability for climate change. , vol. 421, pp 891-892.

Dole, R. et al., 19 March 2011. Was there a basis for anticipating the 2010 Russian heat wave? , vol. 38, no. 6.

Donat, M.G., et al., 7 March 2016. More extreme precipitation in the world’s dry and wet regions. , vol. 6, pp 508-514.

EUCLEIA (European Climate and Weather Events: Interpretation and Attribution)

Field, C.B. et al. (eds.), 2012. Managing the Risks of Extreme Events and Disasters to Advance Climate Change Adaptation. A Special Report of Working Groups I and II of the Intergovernmental Panel on Climate Change. Cambridge University Press, Cambridge, UK, and New York, NY, USA, 582 pp.

Gallant, A.E.J., S.C. Lewis. 12 March 2016. Stochastic and anthropogenic influences on repeated record-breaking temperature extremes in Australian spring of 2013 and 2014. , vol. 43, no. 5, pp 2182-2191.

Hassol, S.J., 11 March 2008. Improving how scientists communicate about climate change. , vol. 89, no. 11, pp. 106-107.

Knutson, T. R., F. Zeng, A. T. Wittenberg, September 2014. Multimodel assessment of extreme annual-mean warm anomalies during 2013 over regions of Australia and the western tropical pacific [in "Explaining Extremes of 2013 from a Climate Perspective"]. vol. 95, no. 9, pp 26-30.

Konisky, D.M., L. Hughes, C.H. Kaylor, 28 November 2015. Extreme weather events and climate change concern. , vol. 134, no. 4, pp 533-547.

Lewis, S.C., D.J. Karoly, 23 July 2013. Anthropogenic contributions to Australia’s record summer temperatures of 2013. , vol. 40, pp 3705–3709.

Lewis, S.C., D.J. Karoly, 1 September 2014. The role of anthropogenic forcing in the record 2013 Australia-wide annual and spring temperatures [in "Explaining Extremes of 2013 from a Climate Perspective"]. , vol. 95, no. 9, pp 31-34.

Lewis, S.C., D.J. Karoly, M. Yu, September 2014. Quantitative estimates of anthropogenic contributions to extreme national and State monthly, seasonal and annual average temperatures for Australia. vol. 64, pp 215–230.

Lewis, S.C., 2 December 2015. Can public perceptions of Australian climate extremes be reconciled with the statistics of climate change? , pp 1-10.

AIMONT Calzado de protección para hombre blanco blanco blanco Size 42 F2Zlg

Soliver 2361427 Mujer Marrón cognac Casual Con Cordones Zapatillas De Verano EU 37 hMmSvMbcK

, 7 March 2016. How Broadcast Networks Covered Climate Change In 2015.

, 6 June 2016. TV Networks Backslide By Omitting Link Between Climate Change And Destructive Texas Floods.

Melillo J. et al., 2014. Highlights of Climate Change Impacts in the United States: The Third National Climate Assessment. p. 24.)

Pall, P. et al., 17 February 2011. Anthropogenic greenhouse gas contribution to flood risk in England and Wales in autumn 2000. , vol. 470, no.7334, pp 382-385.

Schaller, N. et al., 1 February 2016. Human influence on climate in the 2014 southern England winter floods and their impacts.

Somerville, R.C.J., and S.J. Hassol, October 2011. Communicating the science of climate change. , vol. 64, no. 10, pp. 48-53.

Steffen, W., L. Hughes, D. Karoly, 2013. The Critical Decade: Extreme Weather.

Stone, D. A., Allen, M. R., 2005. The End-to-End Attribution Problem: From Emissions to Impacts. , vol. (3), pp 303–318.

Stott, P.A., D.A. Stone, M.R. Allen, 2 December 2004. Human contribution to the European heatwave of 2003. , vol. 432, pp 610–614.

Stott, P., 24 June 2016. How climate change affects extreme weather events. , vol. 352, no. 6293, pp 1517–1518. http://doi.org/doi: 10.1126/science.aaf7271

Trenberth, K.E., quoted in “Can we do anything about vicious bad weather?” by Al Neuharth, 3 June 2011,

Trenberth, K. E., J.T. Fasullo, T.G. Shepherd, 22 June 2015. Attribution of climate extreme events. , vol. 5, pp 725–730.

Trenberth, K. E., 2011: Attribution of climate variations and trends to human influences and natural variability. , Wiley-Blackwell, November 2011, doi: 10.1002/wcc.142.

Westerling, A.L. et al., 18 August 2006. Warming and Earlier Spring Increase Western U.S. Forest Wildfire Activity., vol. 313, pp 940-943.

World Weather Attribution Project, 2016.

En cuanto a la comprensión de los vínculos entre fenómenos meteorológicos extremos y cambio climático inducido por el ser humano, la población tiende a dejarse in uir también por las opiniones de líderes destacados, incluso aunque esas opiniones entren en con icto con la ciencia.

Nuestra Misión

La Misión de la Parroquia de Santa Juliana es crecer espiritualmente, evangelizar y servir, unidos como una familia de fe, acogiendo e incluyendo a cada persona con amor.

Contactenos

+1 (561) 833-9745

+1 (561) 833-4992

John Varvatos cuero Mini Stud Hi top zapatillas 151295C Hombres 8 Mujeres 10 eQzFkDTd

4500 S Dixie Hwy West Palm Beach, FL 33405

Horas de Oficina

Lunes a Viernes 9:00 a.m. to 5:00 p.m.

Vinculos
Galeria de Fotos
© 2014, Iglesia Católica Santa Juliana | Diseñado por Multi Security Services